Presentación curso

Semana 01/ Presentación del curso

Grupo 4   MªÁngeles Peñalver + Tatiana Poggi

Nombre del curso: EL ESPECTADOR EMANCIPADO A propósito del ritual

 

cartel_pzero_peq

 

 

  1. P O S I C I O N A M I E N T O

Cualquier acción realizada de forma reiterada por un colectivo implica admitir como aceptable un discurso hegemónico que invariablemente es político y está basado en alguna forma de exclusión. Siempre hay otras posibilidades que han sido reprimidas y que podrían reactivarse. El objetivo de este curso se plantea con la intención de generar una iniciación al pensamiento crítico por parte de los alumnos mediante el análisis de situaciones que además se podrán relacionar con lo cotidiano y la propia identidad del alumno.

 

El texto de Jacques Ranciere El espectador emancipado nos sirve como punto de inicio a la pedagogía del curso, con intención de posicionar al alumno como espectador al que transmitir una capacidad de emancipación final, de espectador que se siente actor, capaz de generar un pensamiento crítico sobre aquello que le rodea, replanteándose lo prestablecido.

 

“{…} El poder común a los espectadores no reside en su calidad de miembros de un cuerpo colectivo o en alguna forma específica de interactividad. Es el poder que tiene cada uno o cada una de traducir a su manera aquello que él o ella percibe, de ligarlo a la aventura intelectual singular que los vuelve semejantes a cualquier otro aun cuando esa aventura no se parece a ninguna otra (…) Esta capacidad se ejerce a través de distancias irreductibles, se ejerce por un juego imprevisible de asociaciones y disociaciones. En ese poder de asociar y de disociar reside la emancipación del espectador, es decir, la emancipación de cada uno de nosotros como espectador.

El espectador también actúa, como el alumno o como el doctor. Observa, selecciona, compara, interpreta. Liga lo que ve con muchas otras cosas que ha visto en otros escenarios, en otros tipos de lugares. Compone su propio poema con los elementos del poema que tiene delante. Participa en la performance rehaciéndola a su manera {…} para hacer de ella una pura imagen y asociar esa pura imagen a una historia que ha leído o soñado, vivido o inventado. Así, son a la vez espectadores distantes e intérpretes activos del espectáculo que se les propone.

Es la lógica del pedagogo embrutecedor, la lógica de la transmisión directa en lo idéntico: hay algo, un saber, una capacidad, una energía que está de un lado {…} y que debe pasar al otro. A esta identidad de la causa y del efecto que se encuentra en el seno mismo de la lógica embrutecedora, la emancipación opone su disociación. Ése es el sentido de la paradoja del maestro ignorante: el alumno aprende del maestro algo que el maestro mismo no sabe.

 Se dirá que el artista {…} // las profesoras // quiere producir una forma de conciencia, una intensidad de sentimiento, una energía para la acción.{…}”

 Extracto de El espectador emancipado, Jacques Rancière

 

  1. E N U N C I A D O

 Un ritual es un protocolo de acción realizado por su valor simbólico. Pueden ser acciones ancestrales que estén basadas en alguna creencia religiosa pero también pueden estar vinculadas a actos seculares tan contemporáneos como el consumismo, la política, el deporte, las tradiciones, o la memoria histórica de una comunidad.

En este curso analizaremos una serie de rituales o ceremonias existentes. Protocolos de actuación como ejemplos de arquitecturas que generan nuevas relaciones entre agentes humanos y no humanos, a través de los procesos. Se trataría de que el alumno fuera capaz de identificar los aspectos tangibles e intangibles de estas acciones, a través de la vinculación con los objetos y el espacio, pero también con los recuerdos, los sonidos, los olores.

Estas ceremonias serán tanto ritos religiosos ancestrales como la danza Wayu de Colombia, la circuncisión judía, el festival del hombre desnudo Haraka Matsuri o una boda gitana; como rituales surgidos en la contemporaneidad como el Black Friday, el campeonato mundial del juego virtual League of Legends, o el baile de graduación estadounidense.

Los rituales seleccionados deberán constar de tres partes específicas, como generadoras de su identidad propia, para su análisis:

 

  1. La escenografía, como el entorno físico descrito en forma de agentes medibles, acotables
  2. La vestimenta, como indumentaria específica necesaria para el desarrollo de la ceremonia
  3. El protocolo de acción, como el proceso temporal y divisible en x partes que conforma la acción

 

“El día de los Reyes es una alucinación colectiva a gran escala. Una obra de arte capaz de crear un ambiente y transformar el estado de conciencia infantil. Una performance. Cuando eres un niño se abre ante ti un abismo. Tengo imágenes en mi mente que creo reales, como un sueño que fue real. Recuerdo a mi abuela diciéndome que mientras yo dormía ella vio un camión “Pegaso” lleno de juguetes alejarse por la calle Sagrera. Recuerdo el camión como si lo hubiera visto de verdad, después de señalármelo mi abuela. Hay cosas que de niño impresionan mucho. La naturaleza de muchos recuerdos imaginados es igual que la de los recuerdos reales. Sería imposible de distinguir si no tuviéramos la certeza de nunca sucedió.” 

Extracto de El arte: conversaciones imaginarias con mi madre, Juanjo Sáez

 

“Creo que no existe un divorcio entre arquitectura y los procesos en que las sociedades se construyen. No existe la opción de una arquitectura neutral. Los dispositivos materiales forman parte de las cadenas de asociaciones que hacen que el día a día pueda transcurrir de unas maneras y no de otras. El desafío que intento asumir en mi trabajo consiste en explorar cómo desarrollar una arquitectura de anfitrionazgos. El diseño de dispositivos materiales que permitan restituir sin consenso el día a día, como un ensamblaje de actores diferentes, que no liman sus asperezas. Una constitución de humanos y no humanos. De generaciones presentes y generaciones por venir. De lo hortera, cursi y afectado; junto a lo austero y optimizado. Una arquitectura parlamento, que en lugar de garantizar la supervicencia de lo mejor, dé representación a aquello desposído de prestigio. Y que en lugar de eliminar disputas (lo que sólo puede ocurrir por simplificación o imposición), medie en ellas y construya una cotidianeidad problemática.”

Extracto de Dulces Arenas Cotidianas, Andrés Jaque

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *